UGT informa:

Desde que el Ministerio de Justicia retirara el teletrabajo el 27 de octubre del año pasado, por parte de UGT hemos exigido su negociación y su regulación urgentemente, por ser una modalidad ampliamente requerida y utilizada por el personal de Justicia.

Ante nuestra reclamación, el Ministerio propuso la creación de un grupo de trabajo que fue rápidamente aceptado por UGT y el resto de sindicatos de la mesa sectorial. Pero en la reunión de ayer y en un giro incoherente, los propios sindicatos que participaron en el Grupo de Teletrabajo han rechazado en votación el documento que fue consensuado por todos los participantes, que fue admitido por el Ministerio de justicia como marco para desarrollar de manera homogénea el Teletrabajo en todos los ámbitos y que fue propuesto a las Comunidades Autónomas en la Conferencia Sectorial.

El grupo de Teletrabajo se constituyó el 10 de enero y la propuesta del ministerio fue que con la aportación de los contenidos sindicales se establecieran una norma básica a desarrollar reglamentariamente por cada administración autonómica con competencias, tras la negociación colectiva en su ámbito. De esta manera se aseguraba un marco idéntico para todos los territorios a la vez que se garantizaba la negociación en cada mesa sectorial.

Durante tres reuniones en los meses de enero y febrero y tras la aportación de diferentes alegaciones y propuestas, y asumiendo que no todas podían ser recogidas si de lo que se trataba era de establecer un contenido reglamentario básico, se concluyó un documento que recogía la voluntariedad y reversibilidad, la negociación colectiva, la obligación de la administración de aportar los medios tecnológicos y electrónicos y su mantenimiento, y su seguridad; la formación del personal; la garantía de la prevención de riesgos laborales y a la desconexión digital; garantía de las previsiones del TREBEP de transparencia de los posibles mecanismos de evaluación del desempeño; garantía de que el teletrabajo se module a través de un acuerdo con la persona solicitante, garantía de que el desarrollo del teletrabajo en casa administración se regulará por un Procedimiento previa negociación colectiva, así como la facilitación de los medios para garantizar a la representación sindical la transparencia en cuanto al ejercicio del teletrabajo.

En ese documento se garantizaba que tanto las comunidades con competencias como el Ministerio de Justicia asumirían ese contenido mínimo a partir del cual desarrollar reglamentariamente y tras la preceptiva negociación colectiva, el resto de características que son fundamentales, como los porcentajes de participación, el mínimo de días de teletrabajo, las comisiones de seguimiento, pero que exceden el contenido de un marco básico.

Ese documento fue aceptado por el Ministerio, y propuesto a las CCAA en la Conferencia sectorial como base desde la que comenzarían a trabajar para alcanzar un acuerdo a partir del cual
desarrollarlo reglamentariamente. La alternativa era que el Ministerio lo propondría para incluirlo en una norma que sirviera de engarce legal a partir del cual desarrollarlo en cada ámbito.

Al no aceptarse en la Mesa Sectorial el contenido de ese documento realizado con las aportaciones de las propias organizaciones sindicales hemos vuelto al punto de partida, el Ministerio o las Comunidades podrán asumir en los grupos de trabajo de la Conferencia Sectorial el tema de teletrabajo a su conveniencia, sin tener en cuenta aquellas propuestas o alegaciones presentadas, ya que no hay refrendo de la mesa sectorial al no haberse aceptado un documento que las propias organizaciones sindicales habían hecho.

Ahora cuando el teletrabajo se vuelva a negociar, ya vendrá matizado y acordado por el Ministerio y las Comunidades con competencias; y cuando menos, se habrá retrasado la implantación del teletrabajo en Justicia.

INFORMA TELETRABAJO. NEGOCIACIÓN CON EL MINISTERIO